MBC Abogados

Abogados, negocios y finanzas

Noticias
|
17 de febrero, 2020
|

Columna Carolina Menichetti – Diario La Tercera, Pulso

A inicios del año 2000 la carrera que debían seguir los abogados de derecho corporativo en los estudios tradicionales estaba definida: luego de la universidad y transcurrido un par de años de experiencia laboral debían optar por cursar un Master en Derecho (‘LLM’), idealmente en el extranjero, para profundizar contenidos, afianzar redes de contacto y desarrollar una especialidad.

Quienes no optaban por seguir la vía ‘tradicional’ y escogían hacer un MBA u otro magister en negocios, administración o finanzas eran muchas veces tildados de ‘abogados que quieren abandonar los códigos’, o ‘que no tienen clara su vocación’ o simplemente ‘que se quieren dedicar a los negocios’, con un claro sesgo negativo.

20 años después, la profesión de abogado corporativo ha cambiado radicalmente. Particularmente lo que el cliente espera de éste. La incorporación de la tecnología, el acceso al conocimiento legal y la mayor complejidad de los negocios ha llevado a que para un abogado ser ‘experto en derecho’ ya no sea suficiente, no alcanza.

Ya no basta con identificar riesgos, y decir qué se puede o no hacer desde un punto de vista legal. El mundo de los negocios se ha vuelto cada vez más complejo y requiere soluciones integrales. El cliente necesita abogados que hablen en su mismo lenguaje, entiendan su negocio en profundidad y le aporten valor con soluciones prácticas y eficientes que vayan más allá de lo legal.

Un abogado de negocios hoy en día debe manejar conceptos que no se entregan en pregrado (aunque algunas universidades han comenzado a introducir cursos contabilidad y finanzas para abogados). Valor justo de mercado, Dividend Yield, IFRS, PPA, Cash on cash y otros términos similares son habitualmente escuchados en sesiones de directorio o reuniones de negocios. Sin embargo, para muchos abogados son términos crípticos que no escucharon en la universidad y que hoy son básicos para una asesoría legal en negocios de alta sofisticación.

La línea entre la asesoría legal y de negocios se ha vuelto cada vez más difusa, lo que nos obliga a evolucionar de la mano de la nueva economía en que se desarrollan los clientes, con una visión que parte desde la formación legal, pero que se enfoque en lo comercial y financiero. A futuro esta tendencia se agudizará, y los clientes esperan y requieren que los abogados estemos a la altura de sus necesidades.

Email
Twitter
LinkedIn
MBC Abogados